Artículo de Opinión: Invictos ayer, Invencibles hoy

Artículo de Opinión: Invictos ayer, Invencibles hoy

Por Eduardo Piñate R.

Estamos en tiempos de Bicentenario, la Era Bicentenaria proclamada por el Comandante Supremo Hugo Chávez en el año 2009 y asumida desde entonces por el pueblo venezolano, es una franja histórica (2010-2030) para sentar las bases de nuestro socialismo bolivariano. Ya hemos cubierto una parte de ella en ofensiva y en resistencia. La primera década de la revolución, luego de ganar las batallas estratégicas fundamentales entre 2002 y 2004 (golpe de Estado de abril de 2002, sabotaje petrolero y lock out patronal de diciembre 2002 a febrero 2003 e intento de revocar el mandato del Comandante Chávez), abrimos un período de crecimiento económico y productivo y de atención a la deuda social de la IV República. Fue un período de prosperidad económica, en el cual se estableció el estado de bienestar socialista, basado en lo que es hoy el sistema de misiones y grandes misiones y otros elementos como el empleo de calidad, el salario digno, la educación y la salud gratuita de calidad, entre otros. Elementos centrales del humanismo bolivariano, socialista y chavista.

A partir de 2012, pero con mucha fuerza, desde 2014 y 2015 –recuerden la Orden Ejecutiva dictada por Barack Obama ese año, ratificada una y otra vez por sus sucesores como inquilinos de la Casa Blanca-, se desató la más feroz guerra en todos los planos contra Venezuela por parte del imperialismo, sus aliados y una quinta columna que, desde el control que tuvo de la Asamblea Nacional, intentó legitimar las acciones imperialistas, propiciando el bloqueo, las sanciones, el robo de nuestros activos y la intervención militar extranjera en Venezuela, con una línea política insurreccional y golpista, que incluyó el magnicidio frustrado contra el presidente Nicolás Maduro. Resistimos esa guerra y llegamos al 2021 dignos y de pie, listos para avanzar hasta el 2030 en medio de esa guerra y nuevas amenazas, incluso militares, que vienen desde la capital imperial y de los gobiernos que le sirven en el continente, principalmente los de Colombia y Brasil.

En medio de la agresión, el asedio y las amenazas, avanzamos. 2021 es el año del despegue de la recuperación económica y de nuestro estado de bienestar socialista, con la mira puesta en el 2030. En ese sentido, no es un punto de llegada, sino de partida. Vamos con toda la fuerza de nuestro pueblo; con la clase obrera, los campesinos, el pueblo comunero, las mujeres, la juventud, la Fuerza Armada Nacional Bolivariana; con nuestra democracia participativa y protagónica, con nuestro modelo social de inclusión y con la poderosa fuerza de la unión cívico-militar-policial, a seguir construyendo nuestro socialismo, con ese grito que nació en este Bicentenario de Carabobo: ¡Invictos ayer, invencibles hoy¡ Seguimos venciendo.